sábado, 9 de enero de 2010

Avatar



¿Hay uno solo, entre los millones de espectadores de Avatar, que disfrutase al ver caer el árbol sagrado de los na'vi o considerase necesaria su destrucción?
Tal vez esta película nos resulta atractiva por el cómo -los efectos especiales- o tal vez por el qué -la historia o parábola que nos cuenta-. O por las dos cosas.
 ¿Es una experiencia real en 3D Avatar? Sí, y es fascinante contemplarla. Y esto contribuye a que nos guste la película, quizá en el sentido de McLuhan: el medio es el mensaje.
Pero debe haber algo más, pues ya es un lugar común criticar a una película porque sólo tiene efectos especiales. ¿Qué nos cuenta Avatar?

A/Ecologismo: Pandora es un modelo de Paraíso que revive la teoría de Gaia: la Tierra como un organismo en el que reina la armonía y el equilibrio entre todos sus habitantes. Sin 3D: piensen en el Amazonas o en Monfragüe sin ir más lejos: la lucha de Jesús Garzón frente a los bulldozers del Icona arrasando un paraíso cercano llamado bosque mediterráneo para sustituirlo por productivos eucaliptus es un argumento similar. Economía versus ecología.

B/Alienígenas: Curiosa inversión frente a otras películas de extraterrestres: ellos no llegan en ovnis dispuestos a arrasar la Casa Blanca -por qué no atacarán Hollywood- sino que ahora los invasores somos nosotros. Y un detalle: de no conseguir ese preciado combustible, la supervivencia energética de la Tierra queda seriamente comprometida. Y a los espectadores no parece importarnos.
Pero es que esta cultura alienígena representa la quintaesencia del buen salvaje, una relación hombre-naturaleza que no es de dominio sino de armónica convivencia: el paraíso antes de la manzana.(Tarzán, Mowgli, Kaspar Hauser). Paradójico: hombres inhumanos, alienígenas humanos.

C/Cuerpo. El concepto de avatar recuerda remotamente a Matrix. En esta, los cuerpos son utilizados como fuente de energía creando una ficción para sus conciencias que Matrix hace pasar por la realidad (imaginad a Platón enfundado en un largo abrigo de cuero negro y soltando: “Bienvenidos al desierto de lo real”).
En Avatar la conciencia es anterior y no se duda de la realidad (más aristotélico): la misma conciencia puede habitar otro cuerpo, como en la transmigración. Y, si somos otro cuerpo, somos otros. Es la parte más interesante de la película: el protagonista hace otras cosas porque es o tiene otro cuerpo. Pero ¿acaso no podría cambiar siendo el antiguo marine que era desplazándose en silla de ruedas? Claro que sí, pues más importante que su nueva “corporeización” es el cambio que se produce en su conciencia, espíritu, alma o como queráis llamarlo.

Recordemos la pregunta del principio, y ahora formulemos otra ¿Seguiremos todos callados tras el fracaso de la “cumbre” sobre el cambio climático de Copenhage?

¡Os toca!

4 comentarios:

Sara Blanco dijo...

yo aun no he visto la pelicula, pues entonces no puedo opinar, pero lo poco que he leído y visto, me recuerda tantísimo a cuando explotamos las américas y nos creíamos por encima de todos esos indígenas que estaban allí, explotando todo lo que tenían.

Me parece mal, fatal, que nos creamos con el derecho a implantar nuestros ideales por el simple hecho de creernos con ese derecho, que no tenemos.

No creo que tenga este tema, pero ya digo, es lo que me sugirió al ver el trailer !

Monica dijo...

Yo si la he visto, y también pensé en la explotación de "Las Indias", es lo que tiene tenerlo tan reciente.. ¬¬'
De cualquier manera, me pareció bueniiiisima, sin duda.

Manuel dijo...

El Amazonas parece la fuente de inspiración de una naturaleza tan exuberante.

Decía Descartes que las ideas facticias son las que se crean a partir de otras ya existentes. La fantasía sería tan solo un mero arte combinatorio. El monstruo tiene mucho de demonio de Tasmania y recordad los elementos que estaban en el diseño de la apariencia de Darth Vader.

Anónimo dijo...

Bueno, Tengo 15 años y Hoy fue la 23ª vez que me la vi, y aun me sigue gustando como la primera vez. Esto me confirma aun mas la teoria de Platon sobre el mundo de las ideas... ¿Si una persona es capaz de imaginar esto (James Cameron) que "nunca antes ha visto", como es capaz de plasmarlo en una pelicula que causa tanta conmocion en el publico?.. O será que en el fondo conservamos ese Neo de Matrix, o ese Jake Salling de Avatar... En el fondo vemos el mundo real pero los demas no nos dejan verlo totalmente, unos pocos son los que logran verlo como lo hizo James y son censurados por la iglesia y la sociedad.
O será mas bien que somos los Agentes Smith, o el coronel Quaritch que impedimos ver el verdadero mundo real y solo dejamos ver la caverna.
Pensemos un poco en eso!